MENSAJE

Este es un espacio que ha sido creado para informar, promover y difundir todas las noticias que se generan en el diario acontecer del municipio de Balancán, la región, el país y el mundo, teniendo como primicia la relevancia de la información, donde colabora un equipo profesional de periodistas.

Por su visita, muchas gracias.

Director y editor del blog

Lic. Julián Andrés Maldonado Laines

BIENVENIDOS

Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 24 de mayo de 2010

Queso de poro El Tigre, exquisitez de Balancán para el mundo.

Don Ambrosio González Ramos a continuado con la tradición familiar de elaborar el producto artesanal.

LUNES 24/MAYO/2010
BALANCÁN, TABASCO, MÉXICO
JULIAN MALDONADO LAINES
TABASCO HOY/Corresponsal
Balancan.com

Ex presidente municipal en la década de los 70, actual regidor por el PAN y prolífico productor de uno de los quesos de poro más reconocidos en la región, el país y en otras partes del mundo, con 62 años de comercializarlo en varias partes de la república como Chiapas, Veracruz, Estado de México, Jalisco, entre otros, Don Ambrosio González Ramos, nos recibe en su casa, ubicada en la calle Gregorio Méndez 401 de la colonia Centro, sentado en un sillón blanco de herrería, rodeado de sus quesos y con el otoño de una vida fructífera reflejado en sus cabellos, Don Bochin como popularmente es conocido, dice sentirse satisfecho con lo logrado hasta ahora, con los años que da la experiencia, sus ojos entre grises y aceitunados detrás de sus negros anteojos, denotan la sensibilidad de un ser humano que en sus momentos históricos aportó mucho al municipio de Balancán, además de su exquisito producto lácteo.

Hijo del señor Ambrosio González Burelo (quien inició la industria artesanal) y patriarca de la familia González García, ha sido inseparable compañero de su esposa la señora Hilda García Martínez, con la cual ha procreado 8 hijos, Jesús (+), Ambrosio, Carlos Alberto, Jorge Mario, Silvia, Ida Guadalupe, Gloria Esther y Francisco Manuel, que son la tercera generación de esta empresa familiar dedicada a la elaboración del queso de poro “El Tigre” de Balancán, así como de otros tipos de productos derivados de la leche.

TH: ¿Cómo empiezan a producir este queso, que es uno de los más reconocidos por su delicioso sabor y por el cual distinguen a Balancán a nivel estatal, nacional y mundial?

AGR: La historia la comienza mi padre, el señor Ambrosio González Burelo, allá en los inicios de 1940, quien adquirió un predio denominado El Tigre (de donde deriva el nombre), ubicado en la ranchería Centro Usumacinta a la margen izquierda del río, como a dos kilómetros tierra adentro de lo que hoy es el puente Balancán, el ordeñaba sus vaquitas, pero como en ese tiempo era muy difícil comercializar la leche, además de que tenía que cruzar un arroyo, mejor optó por hacer quesos, ahí con el estuvieron muchas personas trabajando en la elaboración del producto, en los inicios, quien nos enseña a todos a hacer queso de tipo deboronoso fue Don Isidro Jiménez, oriundo de Emiliano Zapata, era el único que en ese momento sabía como se hacía el proceso del queso, posteriormente Don Francisco Thompson de Jonuta, fue quien empezó a elaborar un queso que él denominaba Talavera, que de acuerdo a la historia, sería el antecedente del queso de poro de Balancán, posteriormente se innovaron algunas técnicas de escurrido (antes se escurría en bolsas) y algunos equipos como los moldes de madera, de donde prácticamente ya nace el autentico queso de poro que conocemos ahora, posteriormente se realizó el registro ante la Secretaría de Salubridad y Asistencia en la ciudad de México, la cual nos expidió un permiso para la venta del producto, que data del 31 de enero de 1948 en forma oficial.


TH: ¿Qué es lo que más recuerda de esa época?

AGR: Inicié a la edad de 8 años ayudando a mi padre, luego que aprendí a elaborar el producto y con una edad de 18 años en 1955, quise conocer más a fondo el negocio de las ventas, entonces comencé a hacerme cargo de la producción así como de la comercialización, para lo cual teníamos que abordar barcos y hacer una travesía de tres días para llevarlos hasta el mercado de Villahermosa y de ahí abordar otro que se llamaba El Yalton para entregarlos en Coatzacoalcos al cabo de una largo recorrido.

Otros lugares donde vendíamos era en San Andrés Tuxtla, Chiapas, y en la colonia Roma en la ciudad de México, el queso siempre aguantaba casi un mes y medio, ya que estaba bien madurado, los que distribuíamos ya tenían más de quince días de elaborado, y la gente los prefería así, no como ahora que entre más frescos mejor, incluso a veces no nos dejan ni envolverlos.

TH: ¿Cuál es la mayor satisfacción que le ha dado su producto, que es casi como un noveno hijo para usted?

AGR: Bueno… la mayor satisfacción es haber crecido a mis hijos con este trabajo, ya que aunque fui presidente municipal de mi municipio y desde hace 62 años ininterrumpidamente se ha elaborado el queso El Tigre en Balancán, no me hice rico, nos ha dado para vivir en las épocas buenas y en las malas, todos mis hijos varones saben cómo se hace el queso, aprendieron la formula, hasta un nieto ya sabe elaborarlo, y esa es mi mayor satisfacción, haber seguido haciendo lo que mi padre hacía que fue una aportación gastronómica de Balancán para el mundo y que en este caso mis hijos y otras generaciones continúen esta tradición balancanense.