MENSAJE

Este es un espacio que ha sido creado para informar, promover y difundir todas las noticias que se generan en el diario acontecer del municipio de Balancán, la región, el país y el mundo, teniendo como primicia la relevancia de la información, donde colabora un equipo profesional de periodistas.

Por su visita, muchas gracias.

Director y editor del blog

Lic. Julián Andrés Maldonado Laines

BIENVENIDOS

Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 18 de agosto de 2011

Llega máquina expendedora de libros en Villahermosa.

Ofrece obras de autores tabasqueños publicados en el Fondo Editorial, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, colocada en el interior de la Plaza Tabasco con precios entre los 30 y 120 pesos.

JUEVES 18/AGOSTO/2011
VILLAHERMOSA, TABASCO, MÉXICO
JUAN DE JESÚS LÓPEZ
Balancannoticias.blogspot.com

Llegó a Villahermosa la primera máquina expendedora de libro que ofrece al público en general 20 títulos de autores tabasqueños. Fue colocada en el interior de la Plaza Tabasco el martes por la mañana y al menos en sus primeras horas se pudo constatar la gran curiosidad que despertaba en el público que asiste cotidianamente a esa plaza privada.

La máquina es similar en funcionamiento y cobro a las ya conocidas máquinas expendedoras de refrescos, panes y frituras que están colocadas a lo largo y ancho del país, pero al parecer esta es la primera que se adapta y utiliza para vender libros de distintos colores y temas.

En total a la máquina le caben 200 libros de formato pequeño (por el tamaño de los rieles que expulsan los libros) con precios entre los 30 y 120 pesos, y todos pertenecen al Fondo Editorial de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), de dónde surgió la idea.

El uso de la, por lo menos, singular estrategia de venta de libros responde a un gran proyecto de lectura, promoción del libro, así como de crear un vínculo entre la Universidad con toda la sociedad y no solo con universitarios.

“Desde el inicio en el plan de Trabajo de la rectora Candita Gil Jiménez, sabíamos que uno de los grandes retos como el de contribuir a enriquecer la lectura en nuestra universidad: partía de poner el libro y los servicios que se circunscriben al libro, al alcance de todos”, comentó Miguel Ángel Ruiz Magdónel, director de Difusión y Extensión Cultural de la UJAT.

En este sentido, comentó Ruiz Magdónel en sus oficinas ubicadas en el vetusto edificio Instituto Juárez, es el resultado de un proyecto que se inició hace ocho años en las bibliotecas, enriqueciendo los acervos, certificando los servicios, realizando maratones de lectura y con un, hoy lejano, bazar de libros. Todos estos proyectos fueron dando las bases sólidas para los otros mayores como la Feria Universitaria del Libro, la Librería Universitaria, y ahora estas máquinas.

Con estas máquinas de compra automática, dijo, se magnifica el acercamiento del libro universitario con el público en general: el libro universitario se va y se mete entre el público. Por eso se eligió una plaza de gran vitalidad y se va a instalar una segunda en otra en un espacio de mucha afluencia que estamos estudiando.
“Todo esto obedece a un gran proyecto de promover la lectura, de acerca el libro y de crear nuevos públicos, de copiar los modelos de marketing y adaptarlos a las necesidad del servicio educativo, en este caso el libro. Todo responde a esa filosofía, a ese plan de trabajo de una comunicación cada vez más directa entre la universidad y los ciudadanos”.

-¿Son máquinas compradas por la UJAT?

-Las máquinas se diseñaron especialmente para los libros y fueron solicitadas expresas por esta Universidad. Serán dos unidades, la segunda está por llegar.

-¿Son las primeras que se adaptan?

-En realidad no tenemos referencias sobre eso, para nosotros este proyecto es novedoso y tiene que ver con la Librería y el trabajo de difusión que viene realizando ahí la maestra Perla Rodríguez, con niños, con creadores y libros.

El funcionario cultural universitario agregó en la breve entrevista que los precios ya tienen un descuento preferente como los que se ofrecen a los maestros y alumnos ujatecos, para que las publicaciones sean todavía más accesibles al público, por lo que se espera que esta estrategia de buenos resultados.


“Se buscan espacios con buena seguridad pero sobre todo que sean espacios muy concurridos por la familia, los jóvenes y público en general. Para las máquinas fueron seleccionadas 20 obras del acervo general y particularmente con la poesía y los temas tabasqueños. Las máquinas en su parte externa dan los teléfonos y dirección de la librería universitaria por si alguien está interesado”.

Al fin, el también poeta y ensayista invita al público en general para que se acerque a las máquinas y se lleve un libro, “que definitivamente enriquecerá su paseo, su día y a lo mejor le ayuda a construir de una manera más bella su vida”.

••• "Con sólo un clip"

La máquina expendedora de libros está situada junto a dos cajeros bancarios automáticos, todos frente a la zona de comidas y en la entrada a los baños de la plaza privada. Está por lo tanto en una zona de visita y paso obligado.

Justo unas horas después de que se instaló, las personas que llegaban a comer, los que se acercaron a retirar dinero en efectivo o, los que simplemente iban a los baños primero se detenían por curiosidad y luego para conocer los títulos y autores.

Por supuesto, algunos se retiraban decepcionados porque no encontraron los bestseller más publicitados o los de superación personal, otros curiosean y otros más acuciosos se acercan hasta topar con el cristal de la vendedora automática que tiene el tamaño de un refrigerador.

Alguno aceptaron opinar sobre el tema y otros y otras, con la consabida precaución pusieron la mano ante la grabadora diciendo que no, que preferían no decir nada por no saber de qué se trataba y se retiraban enojados por la pregunta del reportero:

¿Qué opina de esta máquina expendedora de libros?

Pero no eran todos. El ingeniero ambiental egresado de la UJAT, Javier Sánchez, señalaría que la idea es muy buena porque pone los libros en contacto directo con la gente, son temas diversos que a mucha gente le puede interesar y están a un solo clip, dijo.

“Es buena idea usar la tecnología de mercado de consumo para la cultura, yo no lo veo mal, al contrario, qué mejor que así como se puede uno comprar un refresco también pueda comprar un libro de poemas o cuentos”.

Refirió que ha viajado por otros estados y nunca había visto algo igual, además, elogió que fueran autores tabasqueños aunque, dijo con escepticismo, “no creo que los jóvenes se detengan aquí porque ellos ahora leen por internet casi todo”.

No hay comentarios: